lámina

lámina

jueves, 26 de noviembre de 2009

ENTRADA A LA PISTA (ring)



La entrada a la pista es fundamental a la hora de exponer a nuestro perro debido a diferentes motivos

Tengamos en cuenta que el comisario de ring no tiene obligación de llamar a los participantes, normalmente lo hace, pero es el expositor quien debe estar pendiente del orden de los juicios y estar preparado en la puerta de entrada.
En el momento que el juez comience a juzgar ya no se podrá entrar a pista si no es sin su consentimiento, en el caso de que el juez ya haya hecho el examen individual de cada ejemplar, debería ser imposible entrar en pista.

Para evitar juicios nulos y mayores implicaciones es preferible que si el juicio ha comenzado no se incluya ningún ejemplar más, especialmente en los juicios de la raza. En las finales las cosas cambian un poco, ya que hay mayor número de perros y criadores que tienen ejemplares en diferentes grupos, que deben de salir por un lado y tienen que entrar al mismo tiempo por el otro.

Visto cuando se puede entrar para el juicio vamos a tratar como hacerlo. Es básico tener en cuenta siempre donde está situado el juez, es el perro el que se presenta, por lo que debemos colocarlo de manera que esté a la vista del juez constantemente.

Tenemos en cuenta que el juicio comienza desde que el perro entra en la pista y desde ese momento el juez lo está observando.
Para hacer correcta la entrada a la pista, vamos a dar uso pequeños consejos. No sacar al perro de la caja a la pista sin moverlo antes, de esta manera el movimiento será mas suelto ya que se habrá estirado, por otra parte, podrá hacer sus necesidades, en caso contrario, interrumpes el proceso, ensucia la pista, no se moverá bien, querrá pararse, estará incomodo, en definitiva, no estará en las condiciones optimas para ser sometido a juicio.

Como se puede ver la entrada a pista es relevante, desde hacerlo a tiempo hasta hacerlo bien.

EN LA PISTA
En el momento del juicio, el perro es llamado por el comisario según el número de dorsal, por lo que no entraremos a pista hasta que se nos indique y nos colocaremos según el orden consecutivo de los dorsales.

El perro debe saber caminar correctamente con correa junto a nosotros, pero no demasiado pegado para que el juez pueda observar bien sus movimientos. Tiene que trotar en linea recta, haciendo un triangulo y describiendo un circulo, sin pararse hasta que se lo indiquemos.

En un momento del juicio el juez ordena andar en grupo, normalmente en círculo. Es conveniente que el perro no salga corriendo y si el que va delante aminora la marcha, nosotros lo hagamos para no abalanzarnos sobre el. Hay quien ante esta situación amplia el círculo hacia fuera, de modo que queda patente que su perro se mueve mejor que el de delante. También hay quien adelanta, esto está considerado de mala educación salvo que lo indique el juez. Es conveniente que observemos cómo lo hacen otros ejemplares antes de participar nosotros.

El perro debe saber posar, esto quiere decir permanecer inmóvil en una posición determinada, pero lo fundamental es que el perro permanezca en alerta, y para ello el presentador no dudará en ponerse delante con algo que llame la atención. Suele ser problemático y depende del nerviosismo del perro y de la habilidad del presentador, pero siempre hay que tener en cuenta que lo importante es el perro, por ello lo fundamental es que se vea a él, el presentador existe sólo para que el perro se vea lo mejor posible, debe saber marcar las virtudes del perro y disimular sus defectos, no debe tener mas presencia.

El perro además de sabe caminar y posar, tiene que dejarse abrir la boca, y si es macho dejar tocar los testículos por el juez sin hacer extraños y con toda normalidad. Esto debemos de entrenarlo con los amigos en casa, cada vez puede pedirle a un amigo que le habrá la boca al perro, así a este no le parecerá extraño que lo haga el juez.

Desde el momento que entramos en la pista deberemos hacer lo que el juez nos mande, nos puede hacer ir y volver emparejados con otro participante, hay que andar en paralelo de modo que el juez pueda observar al tiempo el tren posterior de ambos perros, por eso hay que intentar andar a la par.

Cuando el juez indica ir y volver, se supone que el presentador sabe que es en línea recta y no en circulo, También hay que prestar atención al triangulo, este se hace para ver al perro desde distintos ángulos. Primero se va en línea recta y diagonalmente hacia la esquina para que el juez pueda observar el posterior, luego e hará la parte mas pequeña del triangulo, con lo que se observará el lateral y continuación se regresa para completar el triangulo. Es importante que en esta segunda esquina nos fijemos donde esta el juez y coloquemos al perro frente a el.
Este proceso se hace al trote, no andando ni corriendo, hay que usar un ritmo en el que el perro se sienta más a gusto y donde mejor se luzca.

Todo lo expuesto puede parecer muy complicado pero en realidad es que la mayoría de los perros que viven en una casa usan la correa a diario. Posiblemente lo complicado sea que el dueño aprenda a posarlo, pero si siguen las pautas de otros expositores en unas pocas sesiones se puede conseguir.

Hay que enseñarle a que se ponga alerta ante el olor de algo apetitoso o al ver u oír un pequeño sonido de algún juguete. Normalmente si se llama desde fuera, aparte de lo molesto que resulta, el perro se suele poner nervioso y es más difícil controlarlo.

Otra de las cosas que te pedirá el Juez, en la mayoría de concursos y exposiciones, es subir al perro arriba de una mesa y allí debes de posarlo, para que el juez lo vea de cerca, lo toque y es aquí donde la mayoría de veces mira la boca y toca los testículos, en el caso de los machos. Así que una buena práctica es ir acostumbrando al perro a que se esté quieto y en posición encima de la mesa del jardín por ejemplo y que tus amigos lo toquen.

En el ring, normalmente estará con otros perros, por lo cual no debe jugar ni pelear, para ello nada mejor que acostumbrarlo antes. Los perros que empiezan a participar desde cachorros lo asumen con toda normalidad, en cambio, si empezamos con un perro adulto, cuando entremos en la pista mantendremos una distancia de seguridad con los demás participantes, debiendo estar mas atentos ya que no tiene porque llevarse bien con los que le rodean, aunque en el parque sea mas sociable con otros perros, esta situación es diferente y las reacciones pueden ser también distintas.

Siguiendo estas pautas so será muy complicado participar y hacerlo bastante bien, pero lo mejor será acudir con anterioridad a otras exposiciones y observar el ring de la raza con la que vamos a participar.

No se entra al ring con el teléfono móvil, ni con bolso colgando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario