lámina

lámina

jueves, 26 de noviembre de 2009

CONSEJOS PARA PRESENTARSE A UNA EXPOSICIÓN


La primera condición es que el perro pertenezca a una raza conocida oficialmente y tenga L.O.E. , R.R.C. , o tenga un REGISTRO INICIAL. En nuestro caso Ratonero Bodeguero Andaluz

El perro debe estar vacunado al día en su cartilla sanitaria. En la exposición se debe tener la cartilla a mano para presentarla cuando se solicite.

La identificación, sea por tatuaje o microchip, es obligatoria.

Elegimos la exposición a la que queremos acudir, formalizamos la inscripción dentro del plazo prescrito rellenando el formulario y abonando la cantidad establecida. En el formulario, además de los datos del propietario, nombre, apellidos, dirección, teléfono; nos solicitaran los del perro (en el caso del nombre del perro, debemos poner el que figura en el Libro de Orígenes, no como le llamamos en casa), raza, sexo, color, numero del libro de orígenes y Clase donde va a participar.

NORMAS BÁSICAS
Completados los requisitos y presentes en el recinto donde se va a celebrar el evento, retiramos la documentación que lleva el numero de dorsal , buscaremos cual es la pista, que se llama “Ring”, donde nos tocará salir. Estaremos pendientes del orden, es preferible estar preparado con el perro en la puerta de entrada a la pista cuando el comisario nos llame.

Entre otras cosas a tener en cuenta es la correa. Podemos llevar la correa que sea, pero cuando entremos en la pista es preferible que no sea extensible, porque este tipo de correa nos creará problemas. El juez nos pedirá verle el interior de la boca del perro.

Cada juez tiene su forma, unos ven primero a todos los perros juntos y luego hacen un examen individual; otros los hace moverse en grupo en ultima instancia, pero de cualquier manera el juez pedirá en algún momento que el perro ande en línea recta un trayecto de ida y vuelta, y que trace un circulo en movimiento mas rápido, así mismo le pedirá que se mantenga un momento en estática, posado para observarlo
En cualquiera de estas fases el perro deberá estar siempre visible para el juez, eso quiere decir que nuestras piernas no deben interrumpir la visión del perro, que este debe permanecer de pie en todo momento y que debemos evitar sus intenciones de pelear o jugar con otros. Tampoco hay que salir con la mochila cargada a la espalda, el bolsillo lleno de monedas que suenan al correr y distraen al perro. La cámara de fotos o el video, debemos tener solo una finalidad: concentrarnos en lo que estamos haciendo, lucir al perro al máximo.

Dentro de la pista no se puede hablar con los de fuera y mucho menos chillar para que llame al perro para que este coloque las orejas en atención. Para conseguirlo por nuestros propios medios entrenaremos al perro para que se luzca bien sin tener que recurrir a las molestas llamadas desde fuera.

Cuando estamos dentro de la pista no debemos hablar con el juez, salvo que el nos pregunte, contarle la vida del perro suele traernos malas consecuencias, ya que el juez puede interpretar nuestras intenciones y pensar que se quiere interferir en sus juicios. Lo mejor es contestar sólo a lo que nos pregunte, que normalmente será la edad del perro y poco más. Si no estamos de acuerdo en la calificación obtenida, nos dirigiremos al comisario para preguntarle cuando podemos hablar con el juez y que nos la comente. Hay jueces que lo hacen al terminar una clase, otros cuando terminan los juicios de toda la raza, también depende de cómo vayan de horario y del tiempo con que cuente, pero si son abordados con educación, todos contestan a las dudas de los expositores.

Antes de salir de la pista nos darán la calificación y en el caso de no hacerlo, preguntaremos al comisario. Puede que tengamos que volver a entrar a pista. En cualquier caso, si no lo tenemos claro, lo preguntamos, ya que si vamos ganando tenemos que salir sucesivamente a la pista, en caso de ser el mejor ejemplar de raza, deberemos de presentarnos a la final que normalmente es en otra pista.

El dorsal siempre hay que llevarlo a la vista del juez y si ganamos, tenemos que salir otra vez a pista, siempre hay que hacerlo con el dorsal. Este es intransferible, pertenece aun solo perro y no se puede cambiar.

Debemos retirar los premios que nos correspondan según la clasificación obtenida antes de abandonar la exposición. En cada concurso o exposición pueden otorgar los premios que deseen, hasta el punto que algunas dan un detalle solo por participar. Los trofeos que no son recogidos el día del evento se pierden.

Seria recomendable acudir con anterioridad a ver otros eventos de la misma categoría para observar como se presentan los Bodegueros, como van arreglados, como se posan, etc. Todos aprendemos de mirar y preguntar.

Por ultimo, quede como quede, nos clasifiquen bien o mal, no olvidemos que nuestro perro es el mejor de nuestra casa, que lo queremos igual y que no hace falta que sea el mas bello o mas cercano al estándar de la raza para que nos llene de felicidad. A los concursos y exposiciones se debe ir a pasarlo bien y la deportividad nunca se debe perder, aparte, los juicios son personales y no siempre vamos a estar de acuerdo.

Tener en cuenta que el perro que hoy gana, mañana pierde sin dejar de ser el mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario