lámina

lámina

jueves, 23 de julio de 2009

FOTO ANTIGUA 1926

Recientemente he encontrado esta fotografía que data del año 1926 aproximadamente, a continuación paso a redactar el texto que acompañaba a la foto y que me parece muy interesante puesto que corresponde a una calle en Jerez de la Frontera.
"En la foto Consuelito con una vecina de la calle Evora 21. Según se recuerda el perro que aparece en la fotografía se dedicaba a cazar con cierta maestría las ratas que aparecian por la poceta del patio de la casa, motivo principal por lo que la abuela Rosario convence al abuelo para trasladar el domicilio alegando que cualquier día las ratas se llevarían en la boca a alguna de sus niñas..."

miércoles, 22 de julio de 2009

LA CAZA DEL ZORRO EN MADRIGUERA


La caza del zorro en madriguera es una modalidad de caza practicada en España, evidentemente con sus correspondientes permisos por parte de la Administración y en las fechas previstas en el calendario de caza.
Los perros que se usan en está modalidad son principalmente Teckels, Jagdterriers y Foxterriers, aunque hay otras razas que pueden realizar perfectamente este trabajo.
El método consiste en localizar las madrigueras, cuevas, tuberías o pajares en los que se refugian las raposas. Una vez conocida la situación del refugio hay que localizar todas las bocas practicables y decidir la táctica a seguir. En primer lugar hay que colocar las escopetas cortando todas las posibles vías de huida. La colocación de las escopetas ha de hacerse en el más absoluto silencio, evitando pisar por encima de las galerías y vigilando para no dar aire a las bocas. Una vez bien cubiertas todas las rutas de huida, se puede soltar al perro, que si la galería esta habitada entrará rápidamente a su interior a buscar la zorra o zorras que pueda haber. Una vez localizadas suele producirse una pequeña pelea que acaba con la salida de la raposa al exterior. El cazador ha de tirar cuando se haya alejado unos metros de la boca a fin de que no se vean desde ella las muertas. Hay que procurar que de ninguna manera un zorro, herido o no, vuelva a entrar en la madriguera, ya que en este caso es muy difícil que vuelva salir y nuestro perro tendrá ante sí una larga pelea de la que puede salir con heridas importantes.

En muchas ocasiones el perro mata al zorro en el interior de la cueva y, a menos que sea un perro acostumbrado a sacar la pieza muerta, se suelen producir largas esperas hasta que se cansan de morder y salen. Muchas veces toca cavar para sacar al perro o volver al día siguiente a por él.

He visto y leído en un foro de caza en madriguera que algún cazador suele utilizar nuestros Bodegueros en las batidas de raposas, sobre todo de apoyo en el exterior, osea cuando el zorro huye o escapa de la madriguera acosado por el perro que ha entrado a sacarlo es cuando entra en acción nuestro RBA haciendo presa del mismo junto a otros perros que esperan en el exterior. Os pongo algunas fotos para que lo comproveis , también una foto antigua de lo que parece un Bodeguero con su presa.

martes, 14 de julio de 2009

CONSEJOS PARA EXPOSICION

¡Siempre ganan los mismos!. Es la frase que escuchamos una y otra vez junto a nuestros rings de belleza. Expositores decepcionados y a veces mucho peor “cabreados” por no obtener la ansiada cartulina con la máxima puntuación. Ya se sabe que al igual que ocurre con los padres con sus hijos, para el propietario, su perro es el mejor, o al menos, mejor de lo que el juez de turno pudo apreciar en el momento de su salida al ring. Pero seamos claros. La función del juez es calificar lo que ve durante sus juicios. En los cinco minutos aproximados de la salida a un ring es cuando nuestro ejemplar debe mostrarse en su máximo esplendor de belleza y actitud. De nada vale que el animal en su entorno familiar sea el más sociable y se pose como el mejor, si en su salida al ring, ya sea por su propia inexperiencia, como por la de la persona que lo maneja, no se deja inspeccionar y por tanto ser juzgado correctamente. No digamos si además de esto, no sale al ring pulcramente acicalado. ¿Pueden imaginarse un Concurso de Misses, donde alguna candidata salga sin depilar, despeinada o con legañas? ¿Y que cuando desfile por la pasarela camine a trompicones? Pues bien. Esto es lo que frecuentementelos los jueces encuentran en el ring, y aún cuando el ejemplar goce de unas excelentes características, estas pueden verse enturbiadas por una mala pose o por una manera incorrecta de desenvolverse por el ring. No se imaginan lo incomodo que se le hace al juez dar vueltas alrededor del perro para poder tocarlo, sobre todo para comprobar su mordida.
Si su perro no se deja inspeccionar libremente, aprenda a inmovilizarlo de manera relajada. Practique esto fuera del ring, con desconocidos a los que pida que inspeccionen al perro a modo de juez. Y recompense al animal cuando lo haga bien. Un mal resultado también puede ser culpa de un inexperto handler (persona que muestra al perro). No echemos siempre la culpa al perro. Si no, veremos como, el mismo ejemplar manejado por manos más expertas es capaz de superarse con creces, si no para ganar, para remontar bastantes puestos. Esto no debe avergonzarnos, ya que hasta los mejores criadores, ponen a veces en manos de profesionales a sus perros, para sacar el máximo partido de ellos. No es que se juzgue al handler, como sin duda muchos piensan, sino que el buen handler sabe resaltar las virtudes y esconder los defectos que todo perro posee.
Poco a poco, puede aprender usted a mostrar sus propios perros con profesionalidad, lo que sin duda les reportará mayores satisfacciones. Veamos algunas nociones básicas de cómo mostrar a su perro. En primer lugar, seamos conscientes de lo que tenemos, comparándolo con el estándar de la raza. Veamos cuales son los puntos fuertes de nuestro ejemplar, al igual que sus defectos. Si no comprende bien los términos en los que se expresa el estándar, la mejor manera de aprender es preguntando en lenguaje llano. Acérquese a ver exposiciones, con o sin su perro y tras contemplar detenidamente los juicios, podrá apreciar en los ganadores y en la forma en que se presentan, una cierta homogeneidad. Es más fácil ver y aprender desde fuera del ring, ya que una vez dentro, los nervios pueden traicionarle. No se sorprenda de que hasta los mejores handlers, suelan contemplar con anterioridad a su entrada, como está juzgando el Juez, qué es lo que pide hacer y que virtudes aprecia más. Pregunte fuera del ring, a criadores destacados en su raza, sobre las dudas que tengan del estándar. Siempre hay algunos dispuestos a compartir sus conocimientos e incluso a explicarle como podría mejorar a su perro. Aunque parezca una nimiedad, la elección de la correa y la forma de llevarla es muy importante. La correa no debe romper la armonía, en la figura ni en el movimiento, del perro y son muchos los ejemplares que salen colgados de ella, o mucho peor, arrastrando a su dueño por el ring.
Un buen control del perro, sin restringir su movimiento natural es indispensable. Paralelamente, el material, el grosor y el color adecuado de la correa, al igual que la correcta indumentaria del handler son aspectos que dan un toque de distinción al animal, muy apreciado por el juez.
El movimiento, es solo cuestión de práctica.
En cualquier espacio amplio y sin distracciones podemos realizar los distintos recorridos que se piden en un juicio: ida y vuelta en recto, triangulo, vuelta en circulo alrededor del juez y posar parados son los habituales. En ellos el juez ha de apreciar el movimiento delantero, trasero y lateral, además de contemplar al perro en estática. Póngale al perro la correa de exposición solo y cuando vaya a practicar, y justo antes de salir al ring. Así el animal sabrá lo que se espera de él cuando la lleve puesta. Tenga siempre a mano o en un bolsillo el objeto de premio para recompensar cuando lo haga bien, y para captar su atención en el momento de la pose. Lo correcto sería enseñar a nuestro perro desde cachorro a ser inspeccionado, y a andar correctamente a nuestra izquierda con la correa de exposición, haciendo de este momento de entrenamiento un juego que verá recompensado cuando lo haga bien. Nunca es tarde para aprender, y no hay casos perdidos. Con paciencia y disciplina, casi todos los perros pueden aprender a desfilar correctamente. Una vez en el ring, olvídese de todo y de todos y esté solo atento a su perro y al juez. Prestar atención a las indicaciones de los comisarios de ring; facilitar la inspección del juez; mantener al perro en atención solo cuando el juez lo está juzgando o cuando se encuentra en su punto de mira; dejar que el perro se relaje cuando no está siendo observado. Estos son factores que sin duda le harán sumar puntos a la calificación de su perro. Es difícil dar unas reglas exactas, puesto que las razas según su morfología, se presentan de manera distinta. Por poner un ejemplo, no es lo mismo para un Yorkshire sobre su cajón de terciopelo rojo, que para un Boxer a correa larga y tensa o para un Labrador a correa libre. Incluso dentro de la misma raza hay perros que se posan en atención con su juguete preferido mientras que otros se mueren por un trozo de salchicha. La clave del éxito, además de tener un buen ejemplar, es aprender de los ganadores. Sobre todo no olvide. Como reza el refrán sobre la mujer del Cesar:
“El perro además de ser bueno, ha de parecerlo”

lunes, 13 de julio de 2009

OTRAS RAZAS PARECIDAS

Prácticamente en todos los países existen perros ratoneros y rateros (lo que los ingleses llaman Rat Terrier) perros con una cierta habilidad para desalojar ratas y matar ratones. Muchos de estos perros tienen características muy parecidas y se han criado y seleccionado de una manera similar, por lo que pueden causar cierta confusión. En cualquier caso muchos de ellos pueden tener un mismo origen. Razas como el Terrier Japonés o el Terrier Brasileño pueden tener mucha mas afinidad morfológica con nuestro Bodeguero que el Fox Terrier de Pelo Liso, pero sin embargo, mucha gente con quien confunde a nuestro perro es con este ultimo. De esta manera y al final del capitulo, haremos un comparativo con las diferencias mas acusadas entre el Fox
Terrier y el Bodeguero Andaluz.
American Toy Terrier. Raza norteamericana creada a partir de ejemplares de Fox Terrier de Pelo Liso, creando un perro casero de muy pequeña talla siendo únicamente de compañía.
Fox Paulistinha. Raza muy reciente Brasileña, con una gran semejanza a nuestro Bodeguero Andaluz del que no sabemos si tiene parentesco con el Foxe portugués (los portugueses poseen Bodegueros Andaluces, llevados allí con el mercado del caballo a los que llaman de esta manera).
Jack Russell. Raza inglesa creada por el pastor protestante Parson Jack Russell a partir de perros terrier de cuerpo blanco y útiles para el zorro. Actualmente es un perro de compañía sin estar sometido a pruebas de trabajo. A pesar de tener estándar propio existe gran confusión respecto al aspecto morfológico del mismo ya que tiene varias tallas, varios tipos de pelos, y su morfología general esta muy dividida. Existen Jack Russell de talla pequeña, pelo corto, orejas plegadas hacia delante, tricolores y paticortos y otros, de talla media, blancos en el cuerpo, cuadrados, con orejas en V.

Nipon Teria. Perro japonés muy parecido morfológicamente a nuestro Bodeguero, siendo en general más pequeño y sobre todo mas fino.

Smooth Fox Terrier. Es el que popularmente se le conoce como Fox Terrier de Pelo Liso o de Pelo Corto. Emparentado con el Fox Terrier de Pelo Largo ( Wire Fox Terrier ) aunque han sido razas distintas las que han llevado a la creación de ambos, siendo la creación del Wire anterior a la del Pelo Corto.DIFERENCIAS entre el RBA y el FOX TERRIER: En el RBA predomina el blanco en el cuerpo, en el Fox el blanco más el negro más el canela. El hocico del RBA es corto, con stop pronunciado, en el Fox es largo con poco stop. Las mejillas del RBA son rellenas, en el Fox son lisas y poco rellenas. La cola del RBA es normalmente de inserción media, cortada a 1/4 en el Fox es de inserción alta cortada a 1/3 de su longitud. El carácter del RBA es agresivo solo con sus presas, no siendolo ni con sus congéneres ni con las personas, el Fox sin embargo es muy agresivo con sus congéneres.

lunes, 6 de julio de 2009

DESCRIPCION DEL PERRO

Nuestra raza pertenece indudablemente a la sección de Terrier o terrero 1, pequeños perros alimañeros indispensables para el desalojo de las madrigueras. Esto nos viene a marcar un poco el carácter de los mismos: nerviosos, dinámicos, sumamente listos, muy valientes, muy resistentes a las enfermedades e inclemencias del tiempo. Aunque es un perro esencialmente útil, es decir, de trabajo, se puede adaptar perfectamente a la vida familiar, pero necesita mucho ejercicio y frecuentes salidas al campo. Si no es así, perderemos la esencia de nuestra raza. Perro pequeño y bien proporcionado, alimañero y por tanto agresivo con sus presas, no siéndolo - a diferencia de casi todos los terriers - con sus congéneres. Cazador innato, persigue todo lo que se mueva con una extraordinaria agilidad y velocidad.
1Nunca podrá pertenecer al Grupo IX de la F.C.I. ( lujo y Compañía )

viernes, 3 de julio de 2009

EL PARTO

La perra de Bodeguero Andaluz es una hembra con gran capacidad reproductora y buena madre por lo que el parto, con toda seguridad, será totalmente normal.
En la primera semana de vida, debemos de cortar el rabo, ya que será indoloro para el cachorro al no tener todavía desarrolladas las vértebras ni el sistema nervioso de su cola.
No es necesario dar puntos ni curar ya que la misma madre lamerá el corte caso de que sangre. A la semana y media los cachorros empezaran a abrir los ojos aunque sin ver.
A partir de los veinte días de vida, trataremos a los cachorros (desparasitación + inmunoestimulación ) repitiendo el tratamiento cada quince días hasta que tengan tres meses de vida . Con la madre haremos igual. Con cincuenta días de vida, vacunaremos por primera vez al cachorro deParvovirosis. A los quince días de esta vacuna, vacunaremos de Trivalente ( moquillo, leptopirosis y hepatitis ). A los siguientes quince dias los vacunaremos de la Tetravalente (parvovirosis, moquillo, leptopirosis y hepatitis).

EL EMBARAZO

Desde la fecundación por el macho hasta el día del parto, el embarazo durará unos dos meses aproximadamente.
En el primer mes de embarazo, la perra podrá llevar su vida y alimentación habitual.
Es en el segundo mes cuando debemos, bien aumentar su ración de comida o bien darle una de superior calidad.
Para el parto, la perra elegirá el sitio que considere idóneo por tranquilo y seco.
No es conveniente administrar ningún tipo de medicamento a la perra gestante a no ser que sea por indicación veterinaria.
Los partos suelen oscilar de 2 a 6 cachorros.

EL CELO

En las hembras, el celo aparece cada seis meses a partir de los 6/8 meses de vida. Por lo general, es a partir del 2º celo - con un año - cuando es utilizable como madre ya que estará terminada de formar morfológicamente.
El celo indica el periodo en que la perra es fértil y por lo tanto se dejará cubrir por un macho. La duración de este dura aproximadamente de 15 a 18 días, estando dividido en tres etapas.
Una primera en la que atrae al macho pero no se deja cubrir.
Una segunda en la que atrayendo al macho ya se deja cubrir.
Y una tercera en la que sin atraer al macho, esta puede seguir buscándolo.
Solo en el periodo intermedio la perra es fértil. Antes de la aparición del celo y de la cubrición, la perra debe estar desparasitada y vacunada. Caso de que la perra sea primeriza y de que el macho elegido para la cubrición no se encuentre en el mismo lugar y por tanto no familiarizados ambos perros, es mejor desplazar la hembra al lugar donde se encuentre el macho y con una cierta antelación al periodo fértil. Con llevar al comienzo del celo será suficiente. Siguiendo en el supuesto de haber desplazado la hembra al territorio del perro y dejando a este algunos días, el macho cubrirá a la perra varias veces. Tenemos que saber que, aunque la perra haya sido cubierta por el perro elegido, mientras dure el periodo intermedio del celo (periodo fértil) esta puede ser cubierta por cualquier perro y quedar preñada del ultimo y no deseado macho.