lámina

lámina

lunes, 8 de junio de 2009

ESTUDIO DE LA UNIDAD VETERINARIA DE LA UNIVERSIDAD DE CORDOBA

CONTRIBUCIÓN A LA CARACTERIZACIÓN ETNO-GENÉTICA DE UNA AGRUPACIÓN RACIAL CANINA ANDALUZA

Castro, R., C. Barba, M.C. García-Pozo, M.J. González-García y M.E. Camacho Unidad de Veterinaria. Departamento de Genética. Universidad de Córdoba Avd. Medina Azahara, 9. 14005Córdoba. España.

PALABRAS CLAVE ADICIONALES Perro. Razas autóctonas. Ratonero.
RESUMEN Se analiza una muestra de perros ratoneros bodegueros compuesta por 53 ejemplares de los cuales 16 eran machos y 37 hembras, con objeto de lograr una caracterización etnogenética. De los resultados obtenidos concluimos que se trata de una agrupación racial que presenta gran homogeneidad tanto en las variables e índices zoométricos estudiados como en los aspectos fanerópticos. Morfológicamente se trata de animales de formato pequeño, posiblemente elipométricos, ni lejos ni cerca de tierra, y de proporciones braquicéfalas y brevilíneas en cuanto a sus proporciones cefálicas y corporales respectivamente. Fanerópticamente esta población pre-senta una capa tricolor, generalmente blanco en el cuerpo y negro-fuego en la cabeza, el pelo corto y liso, la pigmentación de las mucosas negras y el iris castaño. En cuanto a la mordida los tipos más frecuentes son en tijera y pinza, y en un escaso número de ejemplares existe ausencia de premolares.
INTRODUCCIÓN Andalucía occidental acoge a dos agrupaciones raciales caninas oficialmente no reconocidas todavía, por un lado el Perro Maneto dedicado en exclusividad a labores cinegéticas en el monte bajo, y por otro, unos perros empleados fundamentalmente en la desratización de bodegas y caballerizas que se denominan de distinta forma en función de la localización geográfica, si bien la sinonimia más común es la de ratonero o bodeguero. Sobre el origen de esta última población los distintos autores no llegan a ningún acuerdo, pues los hay quienes atribuyen a esta población un origen localista hasta aquellos quienes defienden su procedencia, más o menos cercana en el tiempo, de ejemplares de tipo terrier traídos a España por los ingleses en los siglos XVIII y XIX al área de influencia de la costa gaditana. Según Recio (1998), actualmente la distribución geográfica de esta población se circunscribe fundamentalmente a las provincias de Cádiz y Sevilla, donde están presentes los mayores censos, y en menor medida las provincias de Córdoba y Jaén, aunque a mediados de siglo era frecuente encontrarlos en la mayor parte de zonas rurales de Andalucía. En el presente trabajo nos planteamos un estudio preliminar sobre la ca-racterización etnogenética de estos animales, basado principalmente en aspectos morfológicos y exterioristas.
MATERIAL Y MÉTODOS
Hemos estudiado una muestra aleatoria de la población compuesta por 53 ejemplares mayores de un año de edad, de los cuales 16 eran machos y 37 hembras. Todos los animales pertenecían a distintas localizaciones geográficas de Andalucía (Cádiz, Sevilla y Córdoba).
Se midieron 12 variables zoométricas de naturaleza cuantitativa, según Aparicio (1960) y Sotillo (1985), utilizando compás de brocas, bastón zoométrico y cinta métrica inextensible. Además se utilizaron 7 índices zoométricos. Se realizó un análisis de los estadísticos descriptivos de las variables e índices zoométricos mencionados, obteniendo la media como valor de tendencia central y la desviación típica, máximo, mínimo, error estándar de la media y coeficiente de variación porcentual como estadísticos dispersivos. Además se desarrolló un análisis de varianza factorial de niveles fijos utilizando como fuente de variación el sexo. Asimismo, en el estudio exteriorista se tuvo en cuenta la pigmentación de todos los faneros: color de la capa, mucosas, iris, etc (Herrera, 1982) amén del tipo de mordida y la presencia/ausencia de premolares en el estudio particular de la faneróptica de la boca (Villemont, 1981). En estas variables cualitativas se calculó la proporción media y su error estándar. Los cálculos se realizaron con paquete es-tadístico Statistica for Windows versión 5.1 (1997). RESULTADOS En las tablas I y II presentamos los estadísticos descriptivos de las variables estudiadas para machos y hembras respectivamente, destacando sorprendentemente valores mayores en hembras que en machos. El grado de variación de todas las variables se considera muy bajo ya que todos los caracteres presentan un coeficiente de variación porcentual inferior al 15 p.100, excepto el perímetro de la caña en machos que presenta un valor del 27,75 p.100 que achacamos a un posible error de medida. Por otra parte, en la tabla III se exponen los estadísticos descriptivos de los índices zoométricos estudiados en el total de la muestra, señalando el escaso grado de variación (CV inferior al 10 p.100). Finalmente, la tabla IV nos ofrece los resultados del estudio faneróptico donde apreciamos unos animales donde predomina la capa típica tricolor (principalmente cuerpo blanco y presencia de negro-fuego en la cabeza) en más del 90 p.100 de los casos, la pigmentación negra en mucosas y la pigmentación castaña del iris que sobrepasan también el 96 y 94 p.100 respectivamente; y como tipo de mordidas más frecuentes la mordida en tijera (56,60 p.100) seguida de cerca por la mordida en pinza (39,60 p.100). Asimismo, también encontramos ausencia de premolares en casi el 8 p.100 de los ejemplares. DISCUSIÓN No hemos encontrado testimonios históricos escritos sobre la existencia de esta agrupación en la antigüedad ni tampoco referencia alguna en las obras clásicas de canicultura españolas, si bien citamos testimonios orales (Recio, 1998) sobre la existencia de estos animales en nuestra geográfica desde hace décadas. De los resultados obtenidos concluimos que se trata de una agrupación racial que presenta gran homogeneidad tanto en las variables e índices zoométricos estudiados como en los aspectos fanerópticos. Morfológicamente de ellos se deduce un animal de formato pequeño, posiblemente elipométrico, ni lejos ni cerca de tierra, y con tendencia a ser ligeramente braquicéfalos y brevilíneos en cuanto a sus proporciones corporales se refiere. Desde el punto de vista faneróptico el tipo de perro más frecuente presenta una capa tricolor casi fijada que se caracteriza por presentar el cuerpo blanco, con posibilidad de aparición de algunas manchas de color negro en los flancos, quedando el negro-fuego circunscrito a la cabeza. El pelo siempre corto y liso y el resto de las pigmentaciones tienden a ser oscuras. Final-mente las mordidas más frecuentes son en tijera y pinza. Por último destacamos la necesidad de aumentar el número de ejemplares estudiados para así poder inferir los resultados obtenidos al resto de la población.
AGRADECIMIENTOS Este trabajo ha sido realizado gracias a la Asociación de Criadores del Bodeguero Andaluz y a todos sus criadores, y especialmente a la inestimable colaboración de D. Sebastián Recasens (Sevilla) y D ª Carmen Hidalgo (Córdoba), amén de otros criadores entu-siastas de la provincia de Jaén y Cádiz.

1 comentario:

  1. hola estoy buscando un bodeguero,y queria saber si teniais y saber precios

    ResponderEliminar